https://doi.org/10.25058/20112742.n32.04

Juan Felipe Guevara Aristizábal
Orcid ID: orcid.org/0000-0002-9835-5437
Universidad Nacional Autónoma de México, UNAM
juanfgapro@gmail.com

Resumen:

Las relaciones que por medio de la ciencia entablamos con los animales están condicionadas por unos presupuestos conceptuales que limitan el desarrollo de intercambios significativos en el lenguaje. Así, la evolución del lenguaje, ya sea producto de los genes o del aprendizaje y la cultura, habla de la facultad del lenguaje en lugar de explorar los usos concretos e idiosincráticos del mismo. Por medio de la filosofía tardía de Ludwig Wittgenstein, en especial sus conceptos de juegos de lenguaje y formas de vida, pretendo argumentar que la caracterización del lenguaje como una facultad reduce el alcance de las relaciones que se pueden establecer con otras especies en el lenguaje. Una concepción más amplia del lenguaje habrá de favorecer el reconocimiento del entretejido que forman humanos y animales. El pensamiento de Wittgenstein se convierte en una oportunidad para propiciar encuentros en las fronteras de las formas de lenguaje humanas sin abandonarlas.

Palabras clave: evolución del lenguaje, juegos de lenguaje, formas de vida, lenguaje animal.