https://doi.org/10.25058/20112742.69

Uva Falla Ramírez
ORCID ID: orcid.org/0000-0001-5620-1360
ufallar@gmail.com
Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca, Colombia

Resumen:

La microfísica sitúa el poder como el conjunto de relaciones de fuerza que tienden, por su propia lógica, a operar ya sea por fuerzas activas que ejercen poder sobre otras o por fuerzas reactivas que reciben ese poder. De esa manera, en este trabajo, se pretende mostrar como la intervención del Trabajo Social constituye una forma en la que se presentan fuerzas de afinidad, de contrariedad, fuerzas activas, fuerzas pasivas, fuerzas que afectan y pueden ser afectadas, fuerzas que incitan, es decir, fuerzas que establecen otras formas de comportarse o conducirse y que permanentemente se relacionan; constituyendo así una red de relaciones de fuerzas. Dado que para Foucault la pregunta por el poder no trata sobre lo qué es, sino sobre su funcionamiento, sobre el cómo, la idea es ver cómo operan esas fuerzas en la práctica profesional, y cómo llegaron a instaurarse en las políticas públicas como mecanismos en los propios cuerpos. Los cuerpos referidos al trabajador social, al usuario, ciudadano o los beneficiarios de las políticas públicas, la entidad, empresa o las ONG, que se relación de manera profesional y, por ello, configuran una relación de fuerzas.

Palabras clave: trabajo social, intervención profesional, forma de poder-saber, sujeto de poder, forma de resistencia, relaciones de fuerza.