https://doi.org/10.25058/20112742.1

Ramón Grosfoguel
grosfogu@berkeley.edu
University of California, Berkeley, USA

Quiero comenzar por reconocer a mis maestras en el tema de la mujer y el islam: Asma Lamrabet, Amina Teslima al-Yerrahi, Asma Barlas, Houria Bouteldja Arzu Merali y Sirin Adlbi Sibai. Es a ellas a quien debo todo lo que conozco del tema que pueda ser útil en este ensayo y es a mi mismo a quien achaco cualquier error o mala interpretación que pueda haber en este ensayo del cual soy el único responsable.

Se preguntarán que hace un hombre latinoamericano y caribeño haciendo una introducción a un número especial acerca del feminismo islámico. No solamente no soy una mujer, sino que mucho menos soy una mujer musulmana. La respuesta general a esta pregunta es muy clara: el feminismo no es un tema ni una responsabilidad exclusiva de las mujeres, aunque por razones obvias hayan sido mujeres las pensadoras críticas de la opresión patriarcal. la respuesta más específica a esta pregunta tiene todo que ver con cómo surge este número especial de Tabula Rasa acerca de los feminismos islámicos.