El Pacífico colombiano y las comunidades negras después de la firma del Acuerdo de Paz: aportes al campo de estudios afrocolombianos

Editora invitada:
Angela Yesenia Olaya Requene, PhD
Afro-Latin American Research Institute
Harvard University
yesenia-olaya@fas.harvard.edu

El campo de los estudios afrocolombianos ha señalado la importancia de algunas categorías analíticas como la territorialidad y la identidad para comprender las dinámicas de creación de cultura de las comunidades negras, rurales y ribereñas de la región del Pacífico colombiano. En este campo, el abordaje historiográfico del Pacífico ha profundizado en las dinámicas histórico-demográficas de poblamiento y movilidad de las comunidades negras y territorios en el periodo colonial y republicano. No obstante, desde la década de los años 90, los estudios, principalmente, provenientes de la antropología, han impulsado un significativo debate acerca de las formas de movilización política y organizativa que agencian las comunidades negras del Pacífico, como parte del proyecto de ejercicio territorial para lograr el reconocimiento como grupo étnico con unos derechos territoriales y culturales diferenciados. En este contexto la relación entre la territorialidad y comunidades negras no se concibe como una relación armónica; por el contrario, se trata de evidenciar analíticamente como el espacio natural, ríos, manglares, bosques y costas, constitutivo de sus identidades y territorios, también constituyen espacios de representación y/o resistencia en el que estas comunidades enfrentan las violencias históricas y contemporáneas que se ciernen sobre la región, entre ellas las desigualdades sociales, las exclusiones y el racismo estructural.

En las últimas dos décadas los estudios sobre la región Pacífico se han ido desplazando hacia la construcción de categorías analíticas, teóricas y políticas, acerca de las transformaciones sociales y culturales del Pacífico como consecuencia del conflicto armado; categorías como «desplazamiento forzado», «despojo», «resistencia», «violencias armadas» y «destierros», comienzan a hacer parte de la discusión teórica y metodológica para el estudio de las comunidades negras y territorios. La región Pacífico, geográficamente estratégica y socialmente vulnerable, donde grupos armados, como la guerrilla de las Farc, las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC) y bandas criminales, progresivamente comienzan a tener presencia, ejerciendo una disputa armada por el dominio territorial y control sobre las zonas de cultivos de coca, los corredores y las rutas terrestres y marítimas para el tráfico de drogas; generando el desplazamiento forzado de personas y comunidades enteras que huyen de sus territorios para salvar sus vidas. Cientos de miles de desplazados han arribado a diferentes ciudades del país buscando refugio, otros han cruzado las fronteras nacionales huyendo hacia Ecuador o Panamá. De esta manera la espacialidad de la región Pacífico organizada por las comunidades negras, en los planos geográfico, social, político y económico, como territorios colectivos de identidades étnicas, progresivamente se ha convertido, en lo que Ulrich Oslender ha denominado una «geografía del terror». 

En el año 2016 se firmó el Acuerdo de Paz entre el gobierno, a cargo del expresidente Juan Manuel Santos, y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc-EP). Con ello parecía que se abría una nueva etapa que ponía fin a más de 50 años del conflicto armado. Sin embargo, el país esta presenciando una persistencia de violencias asociadas al fortalecimiento de grupos armados como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), carteles del narcotráfico, bandas criminales y la emergencia de las disidencias de las Farc (guerrilleros que no se acogieron al acuerdo de paz), sumados a grupos de excomandantes que recientemente anunciaron su decisión de retomar la lucha armada. De manera particular, en la región Pacífico, el escalamiento del conflicto armado afecta de manera catastrófica no solo los tejidos socio-territoriales de las comunidades negras, sino también sus agendas de movilización política, en la medida en que se existe una constante amenaza sobre sus derechos territoriales y culturales como grupo étnico. En esta región, tras la firma de los Acuerdos, se han agudizado distintos tipos de violencias (despojos de tierras y territorios, explotación intensiva de los recursos naturales, conflictos socioambientales) vinculadas a las economías extractivas y agroindustriales presente en los diferentes territorios del Pacífico, entre ellas la minería de oro, los cultivos de palma africana, la tala maderera y la ganadería extensiva.

La presencia creciente del crimen organizado involucrado no solo en la cadena productiva del narcotráfico: cultivos de hoja de coca, procesamiento y tráfico de cocaína, sino también en la explotación de los recursos naturales como los yacimientos de oro, plata, platino y las fuentes de hidrocarburos (petróleo y carbón), como forma de financiación de sus actividades ilícitas, y como un medio para incrementar su poder, agudiza más la disputa por el control de tierra, territorios y su población. Por su parte, el regreso de la fumigación aérea con glifosato, una política del gobierno nacional en la lucha contra las drogas ha generado rechazo de las comunidades negras del Pacífico, al considerar las afectaciones a la salud, al medioambiente, a bienes agropecuarios y a viviendas en zonas donde se fumigaría.

A lo anteriormente descripto se suma, el asesinato selectivo de líderes sociales, muchos de ellos promotores de tierras o reclamantes de la sustitución de cultivos ilícitos,  los conflictos socioambientales, las nuevas oleadas de desplazamientos forzados internos y migraciones con alcance transnacional (Ecuador y Chile son los principales países de recepción de  la población desplazada del Pacífico),  el reclutamiento forzado de menores y adolescentes por parte de antiguos y nuevos grupos armados ilegales después de la firma de los Acuerdos de paz, hechos que interpelan los estudios hasta ahora realizados en el Pacífico para repensar y proponer nuevos abordajes teóricos y metodológicos con y cerca de las comunidades negras y territorios.

Este número temático de Tabula Rasa, tiene como objetivo abrir el debate teórico crítico que contribuya a comprender el escalamiento del conflicto armado, los desplazamientos y las migraciones forzadas, así como el endurecimiento de las violencias armadas y económicas, y los conflictos socioambientales que se ciernen sobre las comunidades negras y territorios del Pacífico después de la firma del Acuerdo de paz. En referencia a las nuevas oleadas de desplazamientos forzados como los que han acontecido en el municipio de Tumaco, invitamos a reflexionar acerca de las rutas de tránsito y destino de las personas y comunidades negras desplazadas, así como los posibles ensamblajes entre los desplazamientos producidos por la guerra y los desplazamientos que coexisten con las políticas de desarrollo económico implementadas en la región ¿cuáles serian sus lógicas de articulación y cómo favorecen a la acumulación de un capitalismo por despojo? Importante será analizar cómo esos desplazamientos transitan y generan nuevas territorialidades en geografías precarias que se encuentran profundamente articuladas a dinámicas históricas de marginalidad y desechabilidad producidas por el Estado-nación colombiano.

Un aspecto central será reflexionar sobre la transformación de las costas y los ríos como rutas para el tráfico de drogas y la tierra y territorios nada mas que sitios para la extracción de recursos naturales ¿Cómo el narcotráfico y las economías extractivas se apropian de las espacialidades de las comunidades negras haciendo de ellas un espacio instrumental para el desenvolvimiento del capital? Uno de los puntos nodales del Acuerdo Final de Paz es la paz territorial ¿Cuáles son las implicaciones de este concepto en el Pacífico? ¿Cómo priorizar su implementación en un contexto de agudización de la guerra? ¿Qué tipos de agencias individuales o colectivas construyen las comunidades negras en sus exigencias de implementación del Acuerdo de Paz? ¿Cuáles son los desafíos teóricos y metodológicos para el estudio de los territorios, identidades, movimientos sociales y organizativos de las comunidades negras en un escenario de postconflicto?

Descriptores:

  1. Acuerdos de Paz, justicia transicional y paz territorial
  2. Desplazamientos forzados y migraciones transnacionales
  3. Región, fronteras, éxodos y refugio
  4. Juventudes e infancias en el conflicto armado
  5. Despojos, colonialidad y capital
  6. Derechos, activismos y organizaciones sociales
  7. Líderes sociales y defensores de la tierra, territorios y medioambiente
  8. Geografías del despojo, confinamientos y nuevas territorialidades
  9. Paisajes geográficos y conflictos socioambientales
  10. Sustitución de cultivos ilícitos
  11. Erradicación forzada de cultivos ilícitos y fumigación con glifosato
  12. Antiguos y nuevos actores del conflicto armado
  13. Violencia racial, crisis humanitaria y seguritizacion de los territorios
  14. Regímenes de control y procesos de legalización e ilegalización de los desplazados y migrantes
  15. Metodologías para el trabajo de campo en contextos de violencias

Para más información o para la entrega de artículos completos con abstract (en inglés, portugués o en español), favor de escribir a Angela Yesenia Olaya Requene (yesenia-olaya@fas.harvard.edu)

La recepción de artículos tiene como fecha límite el 31 de marzo de 2021.

Angela Yesenia Olaya Requene, PhD
Research associate 
Academic coordinator
Certificate in Afro-Latin American Studies
Afro-Latin American Research Institute
Harvard University
yesenia-olaya@fas.harvard.edu

Descargar la convocatoria