Devenires-perro. Abordajes etnográficos multiespecie en torno a animales de compañía

Editores:
Celeste Medrano
Instituto de Ciencias Antropológicas / Conicet
celestazo@hotmail.com

Leonardo Montenegro
Universidad Autónoma de Madrid / Universidad Colegio Mayor de Cundinamarca
l.montenegro@revistatabularasa.org

Estamos finalizando la segunda década del siglo XXI y la humanidad –o al menos una parte de ella–, se ha desarrollado tecnológicamente de una forma insospechada. Del mismo modo, se ha modificado el entorno habitable hacia escenarios de profundas crisis climáticas y transformaciones planetarias que ponen en riesgo a la totalidad de las formas de vida conocidas o por conocer.

Sin embargo, poco han cambiado las relaciones profundas entre los seres humanos y los otros seres vivos. Particularmente en los colectivos modernos y en especial en el mundo Occidental, los vínculos validan la división cultura/naturaleza, y discurren entorno a prácticas en donde los humanos hacen parte del ámbito de la cultura y los animales del de la naturaleza, justificando, esto último, acciones de maltrato, explotación y/o exterminio. Al tiempo que se presenta este panorama general, ciertas relaciones con animales se transforman; especialmente las que involucran a especies de compañía que, en principio, incluyen a perros y gatos. Así, en las últimas dos décadas, las relaciones entre animales humanos y animales no-humanos, cambiaron sustancialmente. Esto último se observa particularmente cuando nos concentramos en los perros, quiénes se involucran en colectivos humanos de diversas formas: como especies de compañía, como objetos de consumo, como integrantes de las nuevas familias, como objetos y objetivos de mercado, como nuevos agentes de cambio, como vehículos y sujetos de terapias médicas; promoviendo cambios sociales, tanto en derechos, en ética, en el pensamiento filosófico, en la medicina, en el trabajo social y en la antropología, entre otras disciplinas e instancias de la vida social. En este sentido, nos interesa preguntarnos acerca del lugar de los perros en la vida cotidiana de las personas, del lugar de los perros en la teoría social contemporánea, y en particular en los métodos de investigación que nos acercan a estas relaciones interespecie.

En los años 80 y en los 90 del siglo XX, se destacaron algunas preguntas importantes en relación con los otros seres vivos, y en especial con los otros animales, ¿qué es un animal? ¿tienen derechos los animales? ¿somos los humanos otros animales? Y claro, preguntas sobre cómo los seres humanos, animales también (dentro de algunas concepciones cosmológicas no), hemos tomado distancia de tal forma que nos situamos fuera de la animalidad y fuera de la naturaleza, en este sentido, se deben explorar estas concepciones entre los grupos no occidentales y occidentales, estos últimos enmarcados dentro de la Modernidad, en la que este binomio contrapuesto cultura/naturaleza, es uno de sus fundamentos. Dicha «gran divisoria» ha abierto grandes debates y, como pasa cuando nos concentramos en cuestiones importantes, no se ha cerrado, sino que se ha magnificado. A su vez, lo mencionado, se desenvuelve en un contexto en el cual nos preguntamos por los animales, (y nos encontramos con preguntas por los diversos animales, por todos los animales, y también por unos que se consideran más importantes que otros –lo cual ya genera interrogantes ¿por qué son más importantes o quien los ve como más importantes?–). Las respuestas pueden provenir desde la historia, desde el trabajo social, desde la antropología, en fin, desde cada una de las ciencias sociales e, incluso también, desde las más diversas ciencias naturales. En este número temático de Tabula Rasa, queremos abordar los temas mencionados, que van desde las preguntas y propuestas teóricas, a los métodos modernos de afrontar esta compleja relación humano-animal, como es el caso de la etnografía multiespecie, así cómo nos interesa indagar por las interacciones entre especies en el sistema-mundo(s) moderno/colonial.

En este sentido alentamos particularmente trabajos realizados en torno a la relación de los humanos con los perros, como seres obligados a trabajar, en muchos casos esclavizados, como perros de vigilancia, perros de rescate, perros de terapia asistida, perros de rebaños; perros usados para la diversión humana en circos, en peleas de perros, en fiestas infantiles, como objetos sexuales; así como están también los perros como miembros de las familias interespecie (humanos-cánidos) en que son considerados una mascota, un amigo, un hijo, o son considerados un objeto de consumo o de entretención.

A través del estudio de la relación humano-perro, nos preguntamos por las relaciones entre especies de compañía, de la noción de «animal», desde las diversas disciplinas, ¿son los animales –y en particular los perros– objetos o sujetos? Como señala Donna Haraway, los perros no están supliendo una teoría; no están aquí sólo para pensar con ellos. Están aquí para vivir con ellos.

De esta forma nos interesan también, las formas en que se siguen estas interacciones interespecies, cómo la etnografía se ha convertido en una herramienta para esto, y cuál es la diferencia entre esta etnografía multiespecie y la etnografía clásica. También nos interesa vislumbrar cuál es el potencial de creación de conceptos que devienen de este tipo de etnografía, que nos permitan un mayor nivel de análisis y comprensión de los mundos de las relaciones sociales entre especies compañeras.

Para más información o para la entrega de artículos completos con abstract (en inglés, portugués o en español), favor de escribir a:
Celeste Medrano celestazo@hotmail.com
o Leonardo Montenegro (l.montenegro@revistatabularasa.org).

La recepción de artículos tiene como fecha límite el 31 de enero de 2021.

Descargar la convocatoria