https://doi.org/10.25058/20112742.41

Alfredo Ignacio Poggi
aip28@georgetown.edu
Georgetown University, USA

Resumen:

A través del análisis de documentos de archivo, este trabajo muestra cómo apuntes etnográficos y conceptualizaciones sociológicas realizadas por María Cristina Salazar entre 1972 y 1973 sobre una comunidad pentecostal en Córdoba, Colombia, fueron traducidas y adaptadas por el grupo La Rosca a un folleto gráfico con contenido teológico-político, materializando lo que Orlando Fals Borda llamó investigación-acción. Si bien esta investigación-acción intentaba fomentar una praxis liberadora ecuménica, para involucrar a los evangélicos a la lucha campesina y superar la instrumentalización positivista que cosificaba las colectividades estudiadas, siguió reproduciendo la asimetría sujeto-objeto y promovió indirectamente lo que rechazaba, una nueva mentalidad dualista, esta vez de ricos versus pobres, una nueva doctrina fatalista, en el que los individuos no podían cambiar hasta que no se transformara la sociedad, y una nueva alienación, esta vez no religiosa, sino político-partidista, que simplificaba la realidad y la vaciaba de su contenido crítico.

Palabras clave: investigación-acción, La Rosca, lucha campesina, cristianos, etnografía.