Con este número 6 de Tabula Rasa, nuestra revista se sigue consolidando en el medio académico como una revista fuerte en el ámbito de la teoría crítica contemporánea. Esto es importante, pues no sólo ha permitido que nuestra revista crezca y sea reconocida, sino que es un punto importante para lograr uno de nuestros propósitos fundamentales: crear comunidades académicas basadas en la discusión y en la libre circulación del conocimiento. En este sentido, nos hemos abanderado de la libre reproducción. No es un invento nuestro, pero sí ha sido uno de los pilares de nuestra política editorial, la cual comienza a ser seguida por otras publicaciones del área, de todos modos no se trata de quien lo hizo primero o no, lo importante es que la libre reproducción o copy left, debe ser una política del mundo editorial académico. Esto pareciera ser una trivialidad, es decir, que es algo que se cae por su propio peso, sin embargo no es así. En este mundo en que domina la empresa, y la universidad en general vira a tornarse en una de ellas (aún las universidades públicas), el conocimiento y la educación en general se convierten en mercancías preparadas para ser vendidas a quién tenga los medios para adquirirlas.