Número especial: Antropología del nomadismo: lógicas nómades, trashumancia, movilidad

Editora asociada:
Leticia Katzer
Universidad Nacional de Cuyo-Conicet, Argentina

El nomadismo es un modo de vida que se actualiza y reelabora en múltiples contextos y a través de múltiples formas. Si bien esto está muy reconocido en ciertas filosofías, no tiene el mismo eco en la producción antropológica hegemónica americana, donde el nomadismo no pareciera ser un tema central de preocupación e interés.

En el imaginario académico prevalece la idea de que la lógica nómade pertenece a otro tiempo, siendo objeto de estudios arqueológicos, históricos y literarios. Excepto en la Amazonia y en casos aislados, entre los que se destaca el pueblo Rom, el nomadismo es una práctica no reconocida ni en los estudios académicos ni en los marcos jurídicos. En los numerosos registros de sociedades pastoras contemporáneas de diferentes regiones sólo se habla de «trashumancia» o «movilidad», no de nomadismo. Asimismo, se sobredimensiona el aspecto ecológico/económico, para caracterizar un modo de producción vinculado a la actividad pastoril. Pareciera instalarse un supuesto naturalizado de que la sedentarización es un proceso evolutivo natural, cuando en realidad la sedentarización no sólo no es natural ni inevitable, sino que en casos es producto de una relación de poder colonial, de una imposición forzada y violenta.

Muy diferente es el contexto de los estudios asiáticos y africanos de la antropología inglesa, que, desde una perspectiva etnográfica crítica de la dinámica colonial, problematiza la relación gobierno-nómada en tanto cuestión política y económica a la vez. En esta línea, diversos autores han advertido que la definición del nomadismo como la movilidad de un lugar a otro en razón de la actividad pastoril debe ser criticada, puesto que «nómada» como categoría analítica es irreductible a pastoreo y trashumancia. También cabe señalar que la distinción entre «nomadismo», «trashumancia» y «migración» ya es explicitada en la filosofía francesa posestructuralista.

Recepción de artículos: hasta el 31 de marzo de 2020.

Descargar la convocatoria